De comensal a empresario de la alimentación – Los secretos del éxito

En la era del “side hustle” y de los conceptos culinarios únicos, no es sorprendente que los aficionados a la gastronomía utilicen sus propias ideas culinarias y las conviertan en pequeños negocios de alimentos. Pero, ¿cómo se convierte con éxito en un empresario de alimentos? ¿Cómo hacer la transición de su concepto desde su cocina, a los estantes de las tiendas y luego, en última instancia, a las manos del consumidor?

Sea único en su clase. Antes de lanzar su negocio, investigue su mercado. Salga y haga algún análisis competitivo; estudie las tendencias de los alimentos, visite los mercados locales y asista a ferias de alimentos especializados. ¿Qué es lo que hace que su producto sea especial y cómo puede capitalizarlo?

Establecer metas para el éxito. ¿Qué significa el éxito para usted? ¿Significa el éxito ventas asesinas como vendedor de alimentos artesanales en su mercado local, o es cuando su producto comparte espacio en los estantes de una gran tienda de cajas? ¿Es su sueño iniciar un servicio de entrega de comidas? Defina su objetivo final e idee un plan para alcanzarlo, asegurándose de que su crecimiento se produce a un ritmo que pueda seguir.

Sé eficiente y considera los costos. Trasladar tu producto de la cocina a una gran tienda es posible, pero no es práctico. Tendrás que invertir dinero para producir suficiente producto para llenar sus estantes, sin ninguna garantía de que lo mantendrán allí. Si usted está listo para entrar en el mundo de la gran distribución, la contratación de un corredor y co-empacador le ayudará con el proceso.

Edúquese en su mercado. Si planea abrir una cafetería o un servicio de entrega de comidas, haga una red de contactos y haga amigos con los actuales dueños de negocios. Pídales que compartan sus historias y que se hagan una idea de lo que se debe y no se debe hacer en la industria.

Construya su marca. Ya sea que decida mantenerlo local, o venderlo en cadenas más grandes, tendrá que lanzar su producto en algún momento (siendo realistas, en muchos momentos) por lo que debe tener una historia y una fuerte identidad de marca. La historia de su marca debe responder a preguntas como: ¿Cómo surgió su producto y su empresa? ¿En qué se diferencia de todos los demás productos alimenticios que existen? ¿Cuáles son los valores fundamentales de su empresa? La gente quiere sentir una conexión emocional, así que si puedes humanizar tu marca, la gente se conectará. Aprenda a comercializar su producto alimentario innovador para ayudar a construir la reputación de su marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *